Pues los poetas son
pequeños animales en disturbio
con la sed en los ojos y en la
garganta amor


(Jesús Hilario Tundidor)

jueves, 3 de marzo de 2016

"¿Por Qué Grita Esa Mujer?" (III)




Hace aproximadamente un año, Juan Julián Lastra me instó para que publicase este libro.
Fue entonces que me escribió espontáneamente y de una plumada el juicio del que me he permitido hacer prólogo sin consultarlo al respecto.
Algunos versos que no conoce están aquí; otros que conocía no los he incluido.
Y aún cuando esto significa un desorden, que Lastra ha de perdonarme, me place ponerme de este modo al alcance de las tijeritas de oro.
¿Quién desconoce el milagro de que es capaz el poeta?
... Cada gota de sangre puede ser un rubí ... 



(Alfonsina Storni)


1 comentario:

J. R. Infante dijo...

Gracias, Rafael, por tus aportaciones.- Un abrazo