Pues los poetas son
pequeños animales en disturbio
con la sed en los ojos y en la
garganta amor


(Jesús Hilario Tundidor)

martes, 29 de noviembre de 2011

Qué es un antipoeta:
Un comerciante en urnas y ataúdes?
Un sacerdote que no cree en nada?
Un general que duda de sí mismo?
Un vagabundo que se ríe de todo
Hasta de la vejez y de la muerte?
Un interlocutor de mal carácter?
Un bailarín al borde del abismo?
Un narciso que ama a todo el mundo?
Un bromista sangriento
Deliberadamente miserable
Un poeta que duerme en una silla?
Un alquimista de los tiempos modernos?
Un revolucionario de bolsillo?
Un pequeño burgués?
Un charlatán?
un dios?
un inocente?
Un aldeano de Santiago de Chile?

Subraye la frase que considere correcta.


Nicanor Parra, La camisa de fuerza

domingo, 20 de noviembre de 2011

Se Buscan Spenders

En la década de los 40, Inglaterra vivió uno de los periodos más duros de toda su historia reciente. Desde su inicio, la Segunda Guerra Mundial hizo estragos en la economía y moral de la sociedad. Poetas herederos de la llamada 'Generación Trágica' fueron protagonistas durante estos oscuros años del panorama literario británico. Uno de ellos, Day Lewis, contestó con estos versos a la encuesta realizada por un grupo de periodistas acerca de la actitud pasiva de sus coetáneos:

Aquellos que llevados por estupidez o por simple codicia
esclavizaron religión, mercados, leyes,
utilizan ahora nuestra lengua y nos obligan
a hablar en defensa de la libertad.
Es la lógica de nuestros tiempos
tema no apto para nuestros versos,
pues aquellos que vivimos de honestos sueños
no podemos defender ahora lo malo contra lo peor.

Puede afirmarse que la implicación social de los poetas ingleses del momento resultó algo escasa; muchos marcharon a otros países o miraron hacia otro lado con ensimismada indiferencia.
Stephen Spender destacó como ejemplo de compromiso, militando dentro del bando republicano en la Guerra Civil Española, participando activamente en la resistencia londinense contra los nazis y versificando el temblor humano con una honestidad excepcional.
Poesía y Compromiso son términos indisolubles, y bajo el signo de tiempos difíciles, su sinonimación debe conservarse plenamente íntegra. Somos herederos de voces que se desangraron la garganta con los cristales del silencio, y sin embargo, hablaron. Hemos crecido estudiando a poetas que murieron por sus ideales; a algún poeta cuyos libros podemos encontrar en el lugar mas recóndito del mundo, pero cuya fosa seguimos buscando. Tenemos una deuda con todos ellos, porque la herencia de sus verdugos continúa latente como una pétrea tenia. Y no veo a una nueva savia (generación de los noventa o de finales de los ochenta, o como quieran llamarla) realmente comprometida, realmente contestataria. El ombliguismo ha vuelto a convertirse en el casi exclusivo leitmotiv de los pocos jóvenes autores que reciben notoriedad. Sólo consagrados como Luis G.Montero, Marcos Ana, Joan Margarit o Caballero Bonald adoptan una postura crítica y se posicionan. Continúan ejerciendo de portavoces de la denominada poesía social española sin un relevo claro.
Debería existir un movimiento opositorio en consonancia con un orden que nos ha conducido a la peor crisis económica y de valores que se recuerda. ¿Por qué hoy la generación de los noventa o de finales de los ochenta, o como quieran llamarla, no publica libros como Compañeros de viaje; Sin esperanza, con convencimiento o La intimidad de la serpiente?

martes, 15 de noviembre de 2011

jueves, 10 de noviembre de 2011

Ojo, Pinta


"!Viva la tristeza!"

Belisario Orbigny, poco antes de morir.



Nadie dijo que fuese fácil
Nadie enseñó a contar risas de más
Nadie creyó sus propios cuentos
y estos fueron mi arrullo

Ser feliz o escribir

¿Y si pude elegir
y no os elegí a vosotras?
¿Y si todo era parte del plan?

¿Y si la mentira inventa algo más grande que la soledad?




http://www.goear.com/listen/9069211/nocturno-9-john-fieldpietro-spada

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Renuncio

¿De qué sirven los paisajes de Friedrich?
¿Acaso podrás pagar con un verso
todas tus deudas?
¿Componer un tanka
con las mismas manos
que alejan por defecto
aquello que más quieres?

Lo que llamabas poesía
era ceniza deletreando tus huesos.

Las ruinas de Atenas no te protegerán
de la romántica lluvia que cala,
del impresionista sol que te quema.

No te bastará el quejido de un bandoneón,
ni los labios de Liv,
ni La voz a tí debida,
ni siquiera What´s going on.