Pues los poetas son
pequeños animales en disturbio
con la sed en los ojos y en la
garganta amor


(Jesús Hilario Tundidor)

lunes, 10 de agosto de 2015

El Vino, Señor Wangshu

(Wei Dong)


No quiero hablar de amor o de odio,
este asunto no es necesario manifestarlo.
Cuando alzamos la botella para embriagarnos,
¿hay que preguntar primero si el vino es dulce o agrio?

Espero que sus ojos de templada viveza
despierten las hierbas primaverales de mi corazón.
¿Quién desea que haya frutas o flores?
Ojalá viva unas cuantas madrugadas en la primavera. 


(Dai Wangshu)

1 comentario:

J. R. Infante dijo...

Gracias, Rafael, por compartir.- Un abrazo