Pues los poetas son
pequeños animales en disturbio
con la sed en los ojos y en la
garganta amor


(Jesús Hilario Tundidor)

jueves, 23 de mayo de 2013

Wolf´s Wool



La lana del lobo es la mejor,/ pero no puede esquilarse porque/ el lobo no se somete.

(Marianne Moore)




Tendrá que haber un camino
para rimar el espanto,
para gritar
y no rezar lo que sepamos
de una vez.
Que la palabra noción
y la palabra nocivo
aparezcan juntas por mera aliteración.
La libertad es una ocasión para la autocrítica,
tiempo de claraboyas en la madriguera.

Respiro impostura
y bebo renuncio
con la sarna roja deletreando la noche.
¿Cuántas veces podremos
fotocopiar la luna de Europa?
Como quien graba monedas
con héroes descalzos.

Tendrá que haber un bosque
donde los ojos sólo se cierren
para besar o para morir
y la palabra ocupe
el hueco entre la lana y la carne.




5 comentarios:

María José Collado dijo...

Hay tantos depredadores que nos acechan y tan pocos bosques para esquivarlos. Si las ciudades despiertan de su letargo, posiblemente, los dobleguemos.

Buen poema.

Un saludo,

María José

José Luis Martínez Clares dijo...

Es probablemente lo mejor que he leído últimamente. Lo mejor. Sin duda. Abrazos

José Valle Valdés dijo...

Me resulta muy bien el poema, amigo.

Abrazos

estela ela dijo...

Impresionante .

Luis Salares dijo...

Un poema vigoroso y resuelto.. Enhorabuena. Un abrazo Rafa