Pues los poetas son
pequeños animales en disturbio
con la sed en los ojos y en la
garganta amor


(Jesús Hilario Tundidor)

miércoles, 7 de octubre de 2015

Como Enterradores Enamorados (II)


Ya lo diría Bruno Lomas, venid sin temor. Habrá media docena de mujeres samoanas fumando cigarrillos con sus genitales; bailarines recios colgando de jaulas de bambú; enanos hermafroditas ofreciendo cocaína en bandejas sobre sus cabezas. Todos buscarán una campana que harán sonar cuando las palabras no sirvan para estar desnudos.


2 comentarios:

J. R. Infante dijo...

Toda la suerte del mundo, Rafael, y enhorabuena por esa publicación.- Un abrazo

José Luis Martínez Clares dijo...

Qué haya mucha suerte en esa presentación. Poemario y poeta lo merecen. Un abrazo