Pues los poetas son
pequeños animales en disturbio
con la sed en los ojos y en la
garganta amor


(Jesús Hilario Tundidor)

lunes, 19 de enero de 2015

Diálogo Con La Tradición


¿Es esta la suma que me eterniza?
Si llamo suma a reconstrucción,
paroxismo latino para emperadores.
Un solo día duró el Siglo de Oro
en sospechas de que alguien fue grande
y el arrumbo siempre huérfano
se empeña en unir memoria y futuro.
¿Para quién floreces?
A cambio escribiré un porqué lejos de las ruinas,
imposible reencontrarse con esta identidad tan ajena,
ni brilla lo dorado
ni los imperios necesitan poetas.

2 comentarios:

José Luis Martínez Clares dijo...

Los imperios ya tienen sus demagogos. La poesía ha perdido eficacia porque ya está muy lejos de la épica. Un poema cumbre, amigo. Abrazos

J. R. Infante dijo...

Un suma y sigue en el buen hacer poético, Rafael.
Un abrazo