Pues los poetas son
pequeños animales en disturbio
con la sed en los ojos y en la
garganta amor


(Jesús Hilario Tundidor)

jueves, 23 de octubre de 2014

Aún La Lumbre

(John Atkinson Grimshaw)


Trayendo de muy lejos hasta su centro mismo
alguna lumbre en la mirada
Tomás Segovia    
                       

Pinta el otoño musgo, neblina,
verde clamor bajo soles abstemios.
Ha dejado a mi puerta un cesto
y un blanco ovillo de paciencia,
un cuenco para las reflexiones, luz,
alguna arruga donde leer la vida,
un astrolabio para nombrar estrellas.
Giran en nebolusa cotidiana,
la manzana tentadora, el rubor,
el asombro, la aventura, los sueños,
travesuras de niña en los ojos.
El pan de la palabra me sustenta,
aún la lumbre perdura, acompaña.


(Del último poemario de María José Collado, Aún la lumbre)

1 comentario:

María Mónaco dijo...

La belleza de lo cotidiano entrelazado con los sueños, y lo que esta por venir, la luz... que nos deja ver una poeta enorme como es María José. Gracias, abrazo