Pues los poetas son
pequeños animales en disturbio
con la sed en los ojos y en la
garganta amor


(Jesús Hilario Tundidor)

viernes, 1 de agosto de 2014

Argonautas



Colaboración para el número 4 de Argonautas.
Agradecimientos a todo el equipo de la revista y a Jaime Sanjuan Ocabo.

http://issuu.com/revistaargonautas/docs/argonautas02_14

1 comentario:

Jesús dijo...

Bonita publicación. Me gustan los dos primeros versos: "Aprender a borrarse / es sólo el principio." Un saludo.