Pues los poetas son
pequeños animales en disturbio
con la sed en los ojos y en la
garganta amor


(Jesús Hilario Tundidor)

sábado, 9 de noviembre de 2013

Yo También

(Miki Leal)



yo también derrocho soledad por intrincados caminos, 
y la asumo y la cultivo entre resacas
de pasión y salvoconductos de olvido.
Son las mínimas apuestas que uno se hace en conclusión
y es el precio que hay que pagar por el peaje de la vida.


(Pilar Quirosa-Cheyrouze)


2 comentarios:

José Luis Martínez Clares dijo...

Mi maravillosa amiga Pilar. Ayer estuve con ella. Presentaba "El viaje de Edgar" un relato juvenil. Vitalista como pocos. ¿No crees, amigo Rafael, que su poesía es una nostalgia que mira hacia delante?

Rafael Indi dijo...

La descubrí en un número de 1998 de la revista Ánfora Nova que llegó a mis manos hace unas semanas. Contenía una reseña de uno de sus libros y a partir de ahí empezó todo.
Un lujo tener compañeros de verso así, has descrito su poesía con la frase perfecta.

Un saludo, José Luis.