Pues los poetas son
pequeños animales en disturbio
con la sed en los ojos y en la
garganta amor


(Jesús Hilario Tundidor)

miércoles, 16 de enero de 2013


Aplauso americano:
dícese del gesto in crescendo o lento
en el que un espectador aplaude
y progresivamente otros se unen a él
hasta convertirlo en ovación.


3 comentarios:

José Luis Martínez Clares dijo...

Un aplauso expansivo, por tanto. Abrazos

José Valle Valdés dijo...

Estupenda estrofa, que da nombre a un magnífico poemario, que he leído con sumo placer, amigo. Te felicito.

Fuerte abrazo

Javier Sachez García dijo...

Intrigante poemario, que zarandea y besa al mismo tiempo. Poemas intimistas,poemas sociales sin átomo de panfletismo.Versos ruidosos que pertenecen a un universo personal que me supera.